El cortometraje El Capulí y la importancia de un flujo de trabajo organizado en la animación

Por: Lic. Carlos Sosa
Director de “El Capulí”
Docente del Instituto Metropolitano de Diseño

La animación es un proceso largo y complejo que requiere de un equipo y flujo de trabajo organizado para poder sacar adelante un proyecto. Este fascinante mundo de la animación es muy contradictorio, pues si bien necesitamos de mucha creatividad y cierto nivel de locura para poder imaginar mundos inexistentes, toda esa locura e imaginación no son nada sin la organización. Un proyecto animado solo podrá salir adelante si la creatividad camina de la mano del trabajo en equipo y de un flujo de trabajo ordenado que cumpla con las cinco etapas de producción: desarrollo, pre-producción, producción, post-producción y exhibición.

En la etapa inicial o etapa de desarrollo se busca poder plasmar una primera idea en un guion cinematográfico o también es en esta etapa donde se adquieren los derechos de un guion previamente escrito. En el caso el guión de “El Capulí” fue escrito en el 2012 y la historia está basada en una historia real que mi padre me contaba acerca de un personaje llamado El Capulí en el barrio de Conocoto de la ciudad de Quito (Ecuador). En el año 2014 tuvimos la asesoría del escritor argentino Enrique Cortez gracias a la beca Ibermedia que me permitió viajar a Mérida, Venezuela a participar del Primer Taller de Animación para la Región Andina TIFA.

Las historias que queremos contar pueden provenir de varias fuentes como: historias locales, chistes, fábulas, historias personales o simplemente pueden provenir de nuestra imaginación. Cualquiera sea la fuente de inspiración o formato de la historia, esta debe ser adaptada a una estructura cinematográfica para que funcione en la pantalla grande. Este paso de adaptación y escritura del guion es la base para todos los procesos siguientes por lo tanto debemos tomarnos el tiempo necesario para tener una historia sólida. Todo el trabajo aquí es hecho en papel, por lo tanto gastemos todo el papel necesario que no nos cuesta nada antes de entrar en la producción donde un cambio puede significar días o semanas de trabajo y por supuesto también gastos innecesarios. En la etapa de desarrollo se realiza un primer presupuesto y una carpeta del proyecto con referencias, ideas y cualquier material útil para tener un primer planteamiento del cortometraje.

La etapa de pre-producción es la etapa de “preparación”. Es aquí donde por primera vez comienza una exploración visual de todo el corto. Esta etapa incluye los bocetos de personajes, escenarios y utilería a utilizarse en el corto. El director debe trabajar junto con el equipo de arte para hacer propuestas estéticas de los posibles caminos a seguir. Ninguno camino es el correcto y es necesario irse por caminos nunca antes pensados, cualquier sugerencia o cambio es bienvenido. Seguimos todavía trabajando todo sobre papel así que gastemos todo el papel necesario antes de entrar en la etapa de producción. En la pre-producción se define el presupuesto final que se necesitará para llevar a cabo todo el proyecto y se buscará auspiciantes y apoyo para obtener dicho presupuesto. En esta etapa se realiza el storyboard el mismo que es una primea guía visual de la estructura y funcionamiento de la historia. El storyboard es limitado en cuanto a una verdadera puesta en escena y control del tiempo del corto, por lo tanto una vez aprobado el storyboard se realiza un animatic. El animatic es una primera animación bastante cruda y sin detalle que nos ayuda a resolver problemas de fondo y establecer un tiempo más real de animación. En el Capulí se realizó un animatic en 3D que fue nuestra guía para tener claro el lenguaje audiovisual y para saber exactamente qué procesos serán necesarios seguir en la etapa de producción.

 

La etapa de producción es lo que se conoce como el “rodaje” en un cortometraje filmado, pero en la animación 3D es una de las etapas más largas y costosas. Para esta etapa contamos con el apoyo del Consejo Nacional de Cine tras haber salido ganadores en la segunda convocatoria del mismo en la categoría de Producción de Cortometraje. De igual manera contamos con el apoyo del Instituto Metropolitano de Diseño para poder embarcarnos en una de las etapas más difíciles pero al mismo tiempo más enriquecedora de todas. Es en esta etapa en donde se comienza con el modelado de personajes, escenarios y utilería. Posteriormente viene el rigging en donde se colocan los huesos a los personajes para poder ser animados. En el Capulí yo fui el encargado de estar liderando la parte de modelado en donde tuvimos alumnos del Instituto Metropolitano de Diseño ayudándonos constantemente a través de los Talleres Comunitarios.

 

El rigging estuvo dirigido por Juan Carlos Sevillano, también docente del Instituto Metropolitano de Diseño. Luego del rigging viene el texturizado en donde se pintan a los personajes y a todos los escenarios para posteriormente entrar en la etapa de animación. Para esta etapa contamos con seis animadores y un flujo de trabajo remoto a través de Dropbox el cual permite a cada miembro del equipo trabajar desde su lugar de preferencia.

A través de Trello.com llevamos tarjetas virtuales a través de las cuales podemos controlar los avances, comentarios o problemas que tenga cada miembro del equipo y resolverlas de manera inmediata y remota. Con un cortometraje como El Capulí que tiene 3 personajes principales, 7 secundarios, más de 30 escenas y 140 planos por animar, es necesario un flujo de trabajo ordenado y controlado para la que producción se lleve a cabo sin inconvenientes. La organización y el trabajo en equipo es clave en esta etapa.
La posproducción incluyó todo lo que es render, montage, composición, corrección de color, sonorización y musicalización. La sonorización está a cargo de Remigio Vazconez docente del Instituto Metropolitano de Diseño y la música fue compuesta por el maestro Cesar Santos. El cortometraje se encuentra actualmente en esta etapa y esperamos tener todo listo para su estreno a finales del 2017 para poder iniciar con la quinta y última etapa que es la de exhibición. En la etapa de exhibición esperamos que El Capulí pueda estar presente en varios festivales nacionales de cine y representar al país en festivales internacionales de cine y animación .Tenemos toda una línea de productos del Cortometraje que saldrán a la venta una vez que se haya estrenado el corto.

La creatividad y la organización son la clave para no fracasar en un proyecto de equipo y son fundamentales también para mantenerse motivado durante todo el largo trayecto que involucra una producción. Soñemos con nuevos mundos animados, creémoslos y saquemos adelante la animación en el país, pero la única forma de hacerlo será siempre con buenas ideas, trabajo en equipo y un flujo de trabajo ordenado.[/wr_column]]

Los nuevos retos de los relatos Transmediales


El Transmedia es a cultura producida para la generación que creció mirando Pokémon, Star Wars y He-man

Henry Jenkins

Por: Andrés Balarezo C.

En el escenario narrativo moderno, las estructuras transmedia son como bien lo define Carlos Scolari:“estos nuevos canales de construcción de relatos, en el que la historia se despliega a través de diversas plataformas de comunicación y en el cual una parte de los consumidores asume su rol activo en este constante proceso de expansión”. (Scolari, 2013). De esta manera la forma en la que la información llega al espectador es diversa, y no se trata tan solo de repetir las mismas acciones en diversas plataformas, sino se trata de que los usuarios, puedan ser parte de su propia historia, que puedan construir sus propios relatos a partir de un universo creado y que cada una de las plataformas en donde caminan los relatos asegure una visión única del universo narrativo.

Bajo esta perspectiva, ya resultan insuficientes las historias cortas, sin hilos conductores entre personajes y acciones, sin dinámicas variadas que permitan extender las diversas narraciones que nos pueden brindar un universo y esto nos pone a reflexionar en ¿cuáles son las verdaderas ventajas de pensar, de construir narraciones transmedia y cómo las audiencias son cada vez más receptivas a este tipo de contenidos?
Si bien la existencia de múltiples plataformas implica también que exista múltiple contenido de un mismo relato, dejamos muy claro antes que no se trata tan solo de réplicas de contenido, sino que son narraciones específicas para cada uno de los diversos dispositivos que sean utilizados y en donde el usuario busca una experiencia particular, personal y única en cada uno de ellos.

Entonces, bajo estas nuevas miradas de las narraciones, los contenidos de las historias que se va a contar tiene varios puntos de partida, contribuyendo de esta forma a que el universo narrativo se pueda extender, pero ya no solo dependiendo de la creatividad y de las historias base de sus creadores, sino que es aquí donde los prosumidores (término que aparece con el autor Alvin Toffler, en el que asume que llegará un momento en donde los consumidores exigirán ser escuchados y exigirán participar en la confección de los productos que a diario consumen para satisfacer sus propias necesidades, es decir que el prosumidor en este nuevo modelo de comunicación como lo es la Web 2.0 es el consumir exigente e inteligente que busca canales de comunicación en la red para crear, consumir y compartir sus ideales y narrativas. (Toffler, 1981)) tienen un papel fundamental, ya que son ellos quienes identificados como una audiencia potencial y particular darán vida y continuidad a estas tantas variaciones de las historias.

La profundidad de las narraciones al dejar de ser lineales y que complejicen a la historia es otra de las ventajas que aumentan notablemente el grado de satisfacción de los usuarios y que elevan su interés de participación. (Jenkins, 2008). Esta participación activa del usuario también resulta de gran beneficio para los creadores de las narrativas transmedia, pues recordemos que al usuario intervenir en parte de la construcción de historias paralelas, estamos construyendo constantemente nuevos perfiles del consumidor, de esta manera lo que llamaremos “Las Comunidades de Fans” nos permitirán expandir el universo de posibilidades aun a más plataformas.

Ejemplos de éxito que han llevado a que muchos regresemos a ver a las narrativas tenemos varios; pero entre los más importantes: Harry Potter y el Señor de los Anillos en el campo de lo literario, Viajes a las Estrellas en la Tv, Star Wars en lo cinematográfico, Superman, Batman, The Walking Dead que nacieron de los comics, The Simpsons en los dibujos animados o incluso Barbie en el mundo de los juguetes. (Scolari, 2013)

El diseño de las narraciones y producciones transmedia exigen que los creadores sepan muy bien de sus audiencias, de las diversas plataformas y de la experiencia que buscan en los usuarios, entendiendo que ellos son los que exigirán mediáticamente mejorar el producto, pensar desde lo local hacia lo global es una estrategia que va tomando forma y que desde los creadores de América Latina ya es una forma de conseguir que audiencias diversas puedan interesarse por historias no convencionales o historias que no parten de relatos de primer mundo. Las claves para proyectos nativos pasan por trabajar entre la convergencia de las narraciones y las plataformas.

Entonces, las tendencias predominantes hoy estas historias que nos permiten identificarnos a todos y que llevados a proyectos pensados desde las dinámicas transmedia hacen que ya no seamos invisibles para el resto del mundo. Ventajas como las que nos ofrecen las nuevas plataformas tecnológicas como: la realidad aumentada, app para celulares por nombrar algunas nada mas, hacen que si sea una opción valida crear contenidos de calidad desde lo transmedial, la diversificación de variantes que se le brinda al prosumidor en verdad fortalece un producto y hace que los creadores de dichos contenidos, siempre estén innovando, como parte de sus promesas al usuario. Son ventajas que quedan planteadas para quienes se animen a tomar sus historias y convertirlas en universos para todos.

Bibliografía
Scolari, C. (2013). NARRATIVAS TRANSMEDIA. BARCELONA, ESPAÑA: GRUPO PLANETA.
Toffler, A. (1981). LA TERCERA OLA. BOGOTÁ, COLOMBIA: EDINAL.
Jenkins, H. (2008). CULTURA DE LA CONVERGENCIA . BARCELONZ, ESPAÑA: PAIDÓS.
BARROSO, J. (2012). REALIZACIÓN DE LOS GENEROS TELEVISIVOS . MADRID, ESPAÑA: PAIDOS .

Croma key casero

Muchas veces en nuestras producciones queremos que una situación suceda en algún lugar inalcanzable (la luna, Paris, el centro de la tierra, un paisaje imaginario). Otras veces, queremos filmar alguna escena de riego que nos hace difícil y peligrosa la filmación (por ejemplo, una persecución en bicicleta). O quizás queremos manejar una marioneta y mostrarla “viva” sin la necesidad de tener que usar stopmotion.

(más…)